El cumpleaños de alguien se acerca…

elliephantandrews:

Ah ¿Entonces quieres que camine por ahí sin camisa mientras grito tu nombre? Claro, porque a ti te encantaría eso. Creo que a los vecinos no tanto ¿Sabes?

image

Extraño dormir a tu lado ¿Sabes? Y sí, solo dormir y…Y que me abraces. También extraño eso en las noches.

No sé como sentirme en estos momentos, por un lado me gusta mucho verte sin camisa, pero por el otro, no me gusta que otros te vea sin camisa. Aunque verte caminar por el barrio sin camisa y gritando mi nombre es una vista demasiado buena como para descartarla. Eso es lo que piensas tú, quizá a nuestros vecinos les guste la vista también.

Y yo me pregunto entonces, ¿qué haces que no vienes a dormir conmigo? Yo extraño tener tu cuerpo contra el mío, poder besar tu cuello mientras duermes, eres demasiado tierno todo acurrucado contra mi pecho. Esta noche podríamos salir y luego podrías venir a casa a dormir, si quieres.

posted Jul 4 via/origin with 8 notes

El cumpleaños de alguien se acerca…

elliephantandrews:

Esos son mis estúpidos intentos por llamar tu atención. No me culpes ¿Sí? 

image

Estoy mejor ahora. Te extrañe…M-Mucho…

Ya me llamas la atención con solo respirar, pero si necesitas hacerlo, la próxima simplemente quítate la camisa que tendrás toda mi atención.

Lo sé, y yo te extrañé mucho también. Sobre todo cuando tuve que irme a dormir y nadie me robaba las mantas.

posted Jun 29 via/origin with 8 notes

El cumpleaños de alguien se acerca…

elliephantandrews:

De alguien en el mundo. No lo sé, solo decía.

image

Hola, Señor desaparecido.

Wow, ¿de verdad? Que excitante.

Hola, Ellie. ¿Cómo estás?

posted Jun 25 via/origin with 8 notes

El cumpleaños de alguien se acerca…

elliephantandrews:

image

¿Si? ¿Y de quién?

posted Jun 24 via/origin with 8 notes
#sañlhfnnsa   #hi   #:)  

SMS

Elliot: Las palabras no serían suficientes para expresarlo, por más cursi que suene :P
Elliot: ¿Es verdad? ¿Piensas que soy más sensual?
Elliot: Bueno...Pues...Pues...Es tu trabajo ¿No? :/
Eros: Entonces espero que me lo demuestres cuando nos veamos.
Eros: ¿Es esa una pregunta seria, Elliot? Pues claro que te encuentro más sensual, de lo contrario no estaría contigo.
Eros: Es mi trabajo si yo quiero que lo sea, además te he dicho que no te voy a compartir. Eres mío.
posted Jun 7 via/origin with 5 notes

SMS

Elliot: Justo salía de clase, tienes suerte :3
Elliot: Bueno, si de algo ayuda, yo te extraño y mucho...
Elliot: Um...¿Suena bien? ¿Aceptaste?
Eros: ¿Así cómo cuanto me extrañas? Digo, por cuestiones científicas, claro ;)
Eros: Nope, les dije que prefería pasar la noche a tu lado. Que es mucho más sensual verte a ti, que estar con ellas.
Eros: Luego me ofrecieron dinero para vernos tener sexo >:[
posted Jun 7 via/origin with 5 notes

SMS

Eros: Espero que no te estés aburriendo tanto como yo en estos momentos.
Eros: No quiero asumir nada, pero puede ser que te extrañe.
Eros: Dos mujeres me acaban de ofrecer dinero por un trío. WELP
posted Jun 7 with 5 notes

The stars collide

elliephantandrews:

Cada gemido, cada gruñido y cada sonido proveniente de la boca de Eros, era como música para sus oídos. Ambos se enfrascaron en una batalla de besos, la cual constaba de sus lenguas tocándose con cada oportunidad. Elliot no podía evitar soltar leves gemidos mientras sentía las manos de Eros recorriendo su cuerpo sutilmente. Sus palabras solo lograban que escalofríos recorrieran su espalda y lo hicieran estremecer con el más mínimo toque de sus manos. Sabía que lo haría sentir más. Sabía que así sería, porque Eros sabía exactamente que lugares tocar para hacerlo sentirse en el cielo. No podía esperar a que el mayor comenzara a acariciarlo sin nada encima. Y parecía que le había leído la mente, pues cuando menos se lo esperaba, el chico comenzaba a subir su camisa lentamente. Elliot lo miró a los ojos de manera que le daba la confirmación que necesitaba….Como si en verdad hiciera falta, pues había llegado al punto en el que solo quería sentirse más cerca de él. Sentirse más suyo, si eso era posible.

Entonces, Eros comenzó a mover sus caderas. De igual manera, Elliot comenzó a moverse y en segundos, comenzó a sentir la fricción. Podía sentir como su excitación crecía cada vez más. Con el más mínimo roce y eso que ambos tenían sus pantalones puestos. Las manos de Elliot se posaron en el pecho de su amante y comenzó a desabotonar su camisa, frotando la piel que poco a poco quedaba al descubierto. El trabajo de Eros implicaba que siempre estuviera perfecto, y bien que sabía como hacerlo, pues tenía un pecho bien tonificado, que incitaba a Elliot a pensar en cosas que jamás se había imaginado que pasarían por su mente. Cuando estuvo completamente desabotonada, con lentitud comenzó a deshacerse de ella, pues solo quería estar piel con piel. Sentirse más conectado a él sin importar como. Se mordió el labio con suavidad y fue ahora el turno de Elliot de lamer el lóbulo de Eros antes de hablar. —H-Hablo en serio. Soy tuyo, tuyo y de nadie más. Tuyo para siempre, sin importar nada. No me interesa nadie más ¿Sabes? Y…Y no te pido nada a cambio, solo…Solo quiero sentirte cerca, sentirte conmigo, aunque no sea de esta manera— Al terminar su pequeño discurso, se deshizo de la camisa de Eros y ambos tenían el torso desnudo. Bien, estaban a mano. Entonces, besó esos labios que lo volvían loco. Que le encantaban y que le incitaban a perderse en ellos. Pasó sus manos por detrás del cuello de Eros y se acercó un poco más si eso era posible. Seguía moviendo sus caderas al mismo ritmo que las del mayor y sonrió con suficiencia al escuchar sus palabras. Con delicadeza, mordió el labio inferior del chico y suavemente lo lamió como forma de recompensa. —L-Lo siento— Se disculpó, pues se había dejado llevar por el momento. Suaves gemidos salían de sus labios y es que no podía evitarlo. Sentía su excitación a tope y podía sentir la de Eros de igual manera. Ante la mención de “cama” Asintió con emoción de más, pues aunque no quería lucir demasiado urgido, necesitaba a Eros. Necesitaba sentir que eran uno. Sin embargo, podía jugar un poco ¿No? —¿D-Debo levantarme?— Preguntó con aquel tono inocente que sabía que volvía loco al mayor. 

Lo besaba como necesitaba el aire para respirar, fuerza y entusiasmo cubrían sus intentos de fundirse en uno con él. Su piel quemaba ante el contacto con la suya, pequeñas descargas eléctricas recorrían su espina, volviendo el deseo aún mayor. ¿Acaso no veía el castaño cuanto lo volvía loco? Cada vez que sus gemidos escapaban de su boca, como su piel se sonrojaba y marcaba por los besos, como sus labios acompasaban con los suyos. No entendía qué era lo que ese joven tenía, pero simplemente quería más, quería tenerlo en su cama más de una vez, todas las veces que Elliot quisiera. Si estaba en sus manos, impediría a cualquiera que tuviera en su mente la idea de tocarlo si quiera. Ellie era suyo, completamente suyo. Y no, no era de esos celosos posesivos que no pueden dejar ni respirar a su compañero, pero tan solo de pensar a otro besando eso hermosos labios, ese cuerpo que parecía moverse en sincronía con el suyo. No, jamás se había caracterizado por ser celoso o posesivo de sus parejas, pero siempre había una primera vez.

Dejó salir un suspiro cargado de pasión al sentir las manos de su amante sobre su pecho; ver la lujuria en los ojos de este era suficiente satisfacción para Eros. No era la primera vez que alguien admiraba su pecho de esa manera, pero eso no le impedía disfrutarlo. Se movió junto con las manos de Elliot, dejando caer la camisa por los hombros y distrayéndose un segundo al quitársela, para volver a devorar sus labios.  —Me gusta escuchar eso— Murmuró sobre sus labios, para seguir besando su mandíbula con pequeños mordiscos a lo largo. —Tanto me gusta que creo que lo puedes sentir— Le dijo sonriendo contra su cuello, tomando una de las manos de su amante, la posó sobre el bulto en sus pantalones. —Así como eres mío, yo también te pertenezco, Ellie— Musitó elevando sus caderas para no romper el contacto entre ellos. Su boca viajó por su pecho desnudo, besando y lamiendo cada nuevo centímetro de piel. Se detuvo en su clavícula izquierda, mordiendo y succionando para dejarle una bella marca en su piel. No se notaría a menos que Ellie lo quisiera, oculta bajo la ropa, pero lo suficientemente oscura como para que Eros se excitara solo con verla. —Seremos solo los dos, a menos que quieras a alguien más— Dijo distraídamente mientras se dedicaba a lamer uno de los pezones presentados delante suyo. Lo mordió con suavidad, dejando un beso sobre este, para pasar al otro. Sus manos se deslizaban cada vez más dentro del pantalón del joven, sus dedos apretando las redondas nalgas con ansias. Al escucharlo utilizar esa voz inocente toda turbada por la pasión compartida, dejó escapar un gruñido, tirando su cabeza sobre el respaldo del sillón. —Tú lo que quieres es que te ate a la cama y no te deje escapar— Dijo entre pequeños y cortos besos en los labios de su amante. Lo ayudó a levantarse de su regazo, con una simple idea en su mente, que era hundirse dentro suyo hasta que ambos olvidaran todo. Al levantarse del sofá, lo primero que hizo fue besarlo de una manera más lenta, toda la desesperación enterrada bajo un simple beso. —Vamos— Murmuró contra sus labios, tomándolo de la cintura y pegando su pecho contra la espalda de Ellie, llevándolo a su habitación. Sus labios resistiéndose a abandonar aquel cuello, y sus manos deslizándose por el torso del muchacho. Lo guió entre besos y pequeños empujones, estaba seguro de que si se dejaba llevar, lo que haría sería tomarlo allí en el medio del pasillo sin importarle nada. Pero no, las cosas que quería hacerle precisaban una cama, o al menos un lugar cómodo, y el lubricante que tenía en su habitación. —Ahora vas a ser un buen chico y me vas a dejar desvestirte y divertirme contigo. Pero no te preocupes, lo vas a disfrutar— Susurró sobre su oído, lamiendo el lóbulo y atrapándolo entre sus dientes. Sus manos se dirigieron a la hebilla de su cinturón, quitándola del camino antes de proseguir con el botón de su pantalón. Su pecho seguía contra la espalda de Ellie, apoyando su erección contra el trasero del muchacho. Su mano se deslizó por su vientre, sintiendo el vello que guiaba hasta el miembro del joven, para sentirlo duro sobre la tela del bóxer. 

posted Jun 7 via/origin with 9 notes

Mal día…

elliephantandrews:

—Sentía como una especie de calor se expandía por todo su cuerpo. Arqueó su espalda ligeramente, pues el más ligero toque de las manos de Eros, lo hacía estremecer y sentía que volaría en cualquier momento. Su voz era incitante, y sabía que era sincero por aquel tono rasposo de la misma. No pudo evitar soltar un gemido suave al sentir como Eros mordía su labio con suavidad, pues de alguna manera lo hacía sentirse aún más excitado. Era toda una experiencia estar frente a ese hombre y no quería que se abara por ninguna razón. Sentía sus manos posicionarse en su trasero con aquel tinte posesivo que lo caracterizaba y eso le encantaba, pues él amaba la manera en que Eros lo hacía sentir, como si fuera suyo y de nadie más. Y es que así era, Elliot quería ser de Eros y de nadie más. Se lo hizo saber con un ligero movimiento de su cabeza. —T-Tuyo…Quiero ser tuyo siempre, E-Eros— Pasó sus manos alrededor del cuello de su amado, no sin antes besar sus labios nuavemente.

image

—Mordió sus labios en el beso, tomando el inferior entre sus dientes y tirando un poco de este juguetonamente. Satisfacción recorría todo su cuerpo, las palabras que salían de la boca de su amante eran todo lo que necesitaba oír en esos momentos. Especialmente si venían acompañadas por su respiración agitada y sus gemidos de placer.— Así me gusta, Ellie —Murmuró contra sus labios, lamiendo el inferior con una sonrisa cubriendo su rostro. La mano en su rostro bajó hasta curvarse en su cuello, curvándose para sostener la unión de su cuello con su hombro, acariciando su clavícula con su pulgar. Su boca abandonó la suya para dejar pequeños mordiscos por su mandíbula, pausando para jugar con su lóbulo entre sus dientes.— No quiero que nadie más te toque. —Dijo contra su oído, la mano en su trasero acercándolo más a él, como si de esta manera pudiera detener a cualquiera que quisiera quitárselo. Movió su mano hasta encontrar la cinturilla del pantalón, hundiendo sus dedos, pasando su ropa interior, hasta encontrar la curva de sus nalgas. Los celos lo invadían con solo pensar que otros podían descubrir lo que él había descubierto.— 

posted Jun 1 via/origin with 18 notes

Mal día…

elliephantandrews:

—Enarcó ambas cejas— ¿Tienes una foto mía mientras duermo? Eso…Eso es vergonzoso ¿Sabes? —Dijo ruborizándose levemente. Mientras se besaban, Elliot no pudo evitar sentir mariposas en su estomago, las cuales se volvían locas con cualquier cosa que el mayor hiciera. El tan solo pensar en él, escuchar su voz, mirarlo, no ayudaba mucho, pues sentía que su alma saldría de su cuerpo, debido a la emoción que sentía. —Entonces debemos ir al cine con cada oportunidad. Aunque, puedes besarme cuando quieras y…E-Eso— Dijo entre besos. La mención de su padre hizo que le diera una punzada en el estomago, pues de alguna manera sabía que no iba a estar alegre con su relación, si es que se le podía llamar así. ¿Se le podía llamar así? La verdad no tenía el valor para investigar. Elliot era feliz con cualquier cosa que Eros quisiera. Aún así, le haría entender a su padre a cualquier costo. Asintió mientras sentía como su cuerpo se acercaba cada vez más y más. —T-Todo lo que digas…— Repitió con voz suave.

image

—Sonrió al ver el rubor en las mejillas de Elliot— Nope, eres tierno y sexy cuando duermes, más cuando estás exhausto después de una larga noche en mi cama —Le guiñó pícaramente, lamiendo su labio inferior con su lengua. Pasó una de sus manos por su mejilla, acariciando la tersa piel que parecía quemar debajo de sus dedos. Su pulgar encontró su labio, acariciándolo suavemente.— Tu boca me vuelve loco ¿lo sabes, verdad? —murmuró mientras sus ojos no se despegaban de su boca.— Te voy a besar todo el tiempo, entonces —le dijo y lo besó nuevamente, capturando su labio inferior entre sus dientes. La mano que se encontraba en su cintura bajó lentamente hasta sus nalgas, acariciando y dándole un pequeño apretón con una sonrisa en su rostro. Estaba más que seguro que Elliot era suyo, contra todo y todos si era necesario. Ahora que había encontrado un muchacho que valía la pena no lo dejaría ir con otro, no cuando ese precioso chico se le presentaba tan inocentemente. —¿Me dejarás besarte en todo el cuerpo? —murmuró contra sus labios con una sonrisa, su mano en su trasero acercándolo posesivamente a su cuerpo. Quería recorrerlo con su boca y su lengua, escucharlo gritar de placer, quería todo de Elliot.— Eres mío ¿Verdad? Todo mío —susurró en su oído antes de besar su lóbulo.

#*sufre*